Somos los especialistas en unidades dentales

El año 2023, al que ya casi decimos adiós, ha sido el año de nuestro 70 cumpleaños. Un aniversario muy importante, que pocas empresas de nuestro sector han alcanzado. Y no solo en Italia. Tal vez se pregunte ¿qué significa alcanzar tal logro hoy en día? La respuesta dista mucho de ser evidente. Escribir 70 junto al logotipo de VITALI significa tener a nuestras espaldas una parte importante de la historia de la fabricación dental, pero también y, sobre todo, significa ser la única empresa italiana que se ha dedicado con continuidad y pasión a la unidad de trabajo entorno a la cual se realizan todas las intervenciones odontológicas. Estamos en Bolonia, en el corazón del distrito italiano de la unidad dental, y la cultura que hemos ido creando en torno a este complejo producto, en setenta años de actividad, es la combinación de competencias artesanales, experiencia profesional, cultura industrial y tendencia a la innovación. Todo rigurosamente italiano.

El salón de la fama de nuestras unidades

Nuestra historia comienza en el año 1953, cuando Lino Vitali inaugura su primer taller, en el centro de Bolonia, desde el que ofrece asistencia técnica a la Clínica Odontológica de la Universidad de Bolonia y a algunos dentistas en el ámbito privado. Los años sesenta marcaron el paso del mero servicio a la producción. En el año 1963 nace Supra, el primer equipamiento para las clínicas dentales con marca VITALI. En el año 1968 vuelve Unicum, nuestro primer modelo de unidad dental con sillon. En el año 1974 lanzamos la línea Sima, en la que, por primera vez, el grupo hídrico se sincroniza con el sillón. Con Alba, Halley y Quadrius, se inaugura en los años ochenta la primera producción industrial, y comienza la expansión dentro de Italia y en numerosos países extranjeros. En los años noventa llega el modelo Artex, combinado con el nuevo sillón electromecánico Flares. Con el cambio de milenio comenzó la producción de la línea SD de unidades dentales, que serían nuestros productos estrella durante años. Poco después, en 2002, llega Artex Euro, una unidad de gran éxito. En el 2005 presentamos T5, bandeja a 5 instrumentos. A éste le siguió, en 2008, una unidad de grandes prestaciones: V8. El 2014 fue el año de la renovación completa de la gama, con V8 Touch, T5 Evo Plus y T5 Master. Los últimos en llegar, ya en 2021, fueron T5 Evo Plus 4.0 y T5 Master 4.0.

Nuestro concepto de unidad dental

En todos estos años, son varios miles los dentistas que han elegido VITALI, en Europa y en el resto del mundo. Somos conscientes de que no se trata de una cantidad particularmente significativa dentro de un mercado en el que operan fabricantes cada vez más globales. Sin embargo, también sabemos con certeza que nuestro cliente medio pertenece a ese grupo de consumidores que demuestra interés por la fiabilidad, por el valor efectivo de la unidad dental y por la posibilidad de recibir un servicio completamente personalizado. En nuestra idea de proyecto, la funcionalidad, ergonomía, diseño y gestión de la unidad dental deben permitir que el dentista y su asistente trabajen al máximo de concentración: sintiéndose tranquilos, sin obstáculos, pudiendo contar siempre con un equipo seguro, agradable y duradero. Y en lo que se refiere al técnico, otro interlocutor fundamental en nuestra visión, el trabajo de mantenimiento o de reparación debe poder ser lineal, preciso y resolutivo.

Los valores que siempre nos han guiado

Tras setenta años de actividad, los valores que se encuentran en la base de nuestro trabajo han seguido siendo los mismos que en aquel lejano primer día de 1953. Estos son competencia, precisión y seriedad. Fueron los valores en los que creyó Lino Vitali durante treinta años, y en los que ha seguido creyendo Marco Vitali, desde 1983 hasta el día de hoy. En los últimos años, a estos valores se les han unido otros dos: la solidaridad y la sostenibilidad. Fue en 2005 cuando comenzó nuestra participación en la organización sin ánimo de lucro Overland for Smile. A bordo de un camión IVECO, construimos una clinica dental que, gracias al trabajo de médicos, asistentes y organizadores, ha recorrido cerca de cincuenta mil kilómetros en quince años, ofreciendo curas dentales y sonrisas a miles de niños huérfanos en algunos orfanatos del este de Europa. Fue entonces, en 2009, cuando inauguramos nuestra nueva planta en San Marino di Bentivoglio, cerca de Bolonia, diseñada antes de tiempo con criterios precisos de eco sostenibilidad, lo que llevó a crear una zona de producción concebida como un gran espacio abierto iluminado por luz natural, con zonas verdes tanto dentro como fuera del edificio.

Terminamos respondiendo a una pregunta que nos hacen a menudo: «¿Por qué elegir nuestras unidades dentales?» Por varias razones: porque nuestras unidades dentales duran toda la vida y ofrecen una alta calidad a un coste sostenible, porque continuamos cerca de nuestros clientes y siempre buscamos la perfección, porque desde hace 70 años fabricamos solo unidades dentales, y es ahí donde está nuestra fuerza. Venga a visitarnos y se lo demostraremos.