Puntos fuertes

Unidades dentales que duran toda la vida, de alta calidad y a un coste sostenible, proximidad con el cliente y mejora continua, estos son los argumentos principales para elegirnos.

Unidades dentales que duran toda la vida

Llevamos más de 65 años haciendo unidades dentales y nuestra misión sigue siendo la misma, desarrollar proyectos que perduren en el tiempo. Detrás de cada una de nuestras unidades dentales hay una cuidadosa selección de materiales nobles, componentes, soluciones innovadoras y minuciosas pruebas. Y, sobre todo, hay un procedimiento de desarrollo de proyectos basado en la experiencia. Esto marca la diferencia. Para nosotros, lo normal es que un odontólogo venga a comprar a VITALI después de haber trabajado con una de nuestras unidades dentales durante 25 años. De hecho, no pocas veces nos han pedido repuestos de modelos que habíamos dejamos de producir hacía mucho tiempo… Aunque incluso en esos casos conseguimos que el cliente encuentre lo que necesita.

Alta calidad a un precio sostenible

Desde siempre hemos apostado por la filosofía del precio adecuado en relación con el ciclo de vida del producto. Con un valor de compra en línea con muchos otros productos del mercado, la alta calidad de nuestras unidades dentales se traduce en dos ventajas fundamentales: la duración de la unidad dental y la escasísima aparición de averías, así como de paradas técnicas. Como en cualquier buena inversión, la sostenibilidad del precio de una unidad dental VITALI va aumentando con el paso de los años, ya que su coste de gestión se limita, en la gran mayoría de los casos, al mantenimiento ordinario únicamente.

Siempre cerca del cliente

Cuando uno se decide por una unidad dental VITALI, ¡para nosotros nunca es un número más! Esta es la gran ventaja de ser una empresa cercana. Somos una industria organizada y eficiente, pero la gestión de las relaciones internas y externas, el factor «personal», sigue siendo lo más importante para nosotros. Trabajamos codo con codo con nuestros distribuidores y nos tomamos muy en serio el asesoramiento porque para nosotros, una unidad dental es como un vestido a medida. Y para eso hace falta escucha, diálogo y búsqueda de soluciones personalizadas. Todos los clientes conocen bien nuestra buena disposición y acompañamiento, antes, durante y después de la venta.

Perfeccionamiento continuo

Para nosotros, que a la hora de proyectar la unidad dental pensamos en el odontólogo, en el asistente, en el paciente y en el técnico que tendrá que hacer el mantenimiento, la búsqueda de la perfección es una evolución que no termina nunca. Nuestra guía, nuestra brújula, es la experiencia sobre el terreno. O lo que es lo mismo, la consulta dental. De ahí viene nuestra inspiración, nuestras ideas, soluciones e innovaciones. Y todo lo que pensamos que podemos perfeccionar para facilitar la ergonomía, comodidad, eficiencia, mantenimiento y seguridad. Sin olvidarnos, claro está, de la higiene y del cuidado de cada detalle.